BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

sábado, 15 de mayo de 2010

Fiesta( parte 1 )

-Estoy lista- dije yo, con impaciencia. Nesa había estado maquillándome y peinándome desde haces dos horas. Y era toda una molestia estar sentada sin hacer nada. Quería pararme de ahí e ir de una vez a la fiesta.

-aun falta el último toque-respondió ella, mientas me ponía un hermoso dije en el cuello. Era azul y con piedras que relucían y brillaban.

-gracias Nesa-musite con dulzura, mientras me miraba al espejo. Me veía muy bonita. Ni siquiera era capaz de reconocerme. Mi piel tenía un tono bello, como de una muñeca de porcelana. Mis ojos estaban muy luminosos. Y mis labios tenían una coloración perfecta. El vestido hacia resaltar muy bien mi cuerpo y mi cabello.

-de nada. Diviértete-respondió Nesa, un poco aburrida.

-¿me puedes decir por última vez por que tu no vas?

-creo que ya pase esa etapa de mi vida.-dije ella entre risas. No encontré la gracia a eso.

-mmm-musite yo. Will apareció detrás de mí

-¿ya?-pregunto él, sacando la lengua. De acuerdo era obvio que quería mostrar su perforación a todo el universo entero. Pensé que había superado la etapa de: “soy un hombre macho capaz de hacerse una tonta perforación en la lengua”

-si-dije yo. Al fin nos íbamos a la fiesta. Después de tanta espera un poco de diversión.

-Meg ya está afuera- dijo él mientras me señalaba con la cabeza la puerta y miraba a Nesa.

-¿y tú?-pregunte yo, al parecer él no tenía la intención de salir al jardín conmigo.

-espérame unos minutos ¿sí?- asentí con la cabeza. Nesa y Will. En la misma habitación, solos. Algo pasaba ahí. Interesante. Camine hacia la puerta y me encontré con Gina que me miraba con desaprobación, tenía esa mirada que me producía escalofríos. Y torcía lo boca.

-te creí diferente. –musito ella

-es solo una fiesta- Salí al jardín decidida a dejar el drama para otro día. Meg ya estaba ahí. Se veía muy linda, el verde le quedaba bien. Y lo mejor: se veía emocionada.

-te ves bien- le dije a Meg, ella sonrió cálidamente.

-gracias.

Will y André salieron. André abrió los ojos como platos cuando vio a Meg, y no pudo articular ni una sola palabra. Patético. El chico estaba perdidamente enamorado de ella. Sentí mucha lástima… sabía que la lastima era un sentimiento cruel, pero era triste verlo hací, amándola tanto aun sabiendo que ni él ni Meg estarían juntos, nunca.

Los cuatro nos subimos a la camioneta de Will.

Will encendió la radio y arranco la camioneta. Íbamos muy rápido. Pero me gusto sentir esa sensación. Libertad. Automáticamente pensé en mi mama, y en mis amigos. Los echaba de menos. Nadie hablo en el camino. Pues todos estábamos un poco… raritos.

-Bueno vampiritos míos. Hemos llegado- musito Will. Nos encontrábamos en una discoteca (disco, antro, boliche) Estaba decorado con globos de colores y terciopelo brillante. Había unas bocinas enormes en la que sonaba a todo volumen “Infinity”.

Baje de la camioneta emocionada. Por fin, una verdadera fiesta. Los cuatro entramos sin problemas. Hasta ahora todo estaba saliendo bien

Adentro estaba muy bien decorado. Había luces de colores, humo en la pista de baile, y según tenía entendido también habría espuma un poco más tarde.

-¿Dónde nos vamos a sentar?-pregunto André. Mire a mí alrededor. Localice una mesa vacía, y la señale, todos me siguieron. Tome asiento en una silla. La discoteca olía a humanos.

Un mesero nos llevo cocteles. Ni siquiera los probé sabia que me sabrían a nada. O peor tendría un sabor desagradable.

-¿Quién quiere bailar? –pregunto Meg

-yo-conteste muy rápido.

-vamos- Bailamos unos cuantas canciones. Me sorprendió saber que Meg bailaba muy bien. Igual que yo, ambas nos movíamos con una elegancia y ritmo sorprendente.

Cuando llegamos a la mesa, un poco cansadas, había otras dos personas en nuestra mesa. Sookie y… Gabriel.

-hola-saludo Meg. Demonios. Gabriel estaba junto a mi lugar. Me senté lo más natural que pude. Y trate de no hablar.

-te ves muy hermosa Amy- dijo Sookie.

-igualmente-ella traía un vestido rosa con lentejuelas, su cabello estaba lacio y tenía un poco de maquillaje. Se veía bien. Después de eso nadie hablo en un buen rato.

-Sookie ¿sabes a quien me encontré el otro día?-dijo Gabriel rompiendo el silencio incomodo.

-¿a quién?

-Danielle, se puso muy bella- Una rabia se apodero de mi cuerpo. Lo odiaba, solo hacía que me volviera loca. Me ponía celosa al propósito. Y eso no era justo. Lo peor es que estaba funcionando, cuesta admitirlo pero estaba celosa de esa tal Danielle. Apreté la mandíbula y también cerré mi mano en forma de puño.

-¡vamos a bailar! –dijo Meg, creo que se dio cuenta de mi expresión atormentada Todos fueron con Meg, menos Will y yo.

-¿Por qué los humanos estaban aquí?- le pregunte a Will

-pensé que te gustaría ver a tu novio.- ¿Qué? Pensé yo. ¿A qué se refería el?

-¿Qué?

-ya sabes, Gabriel. Tu amiguito

-ni siquiera hablo con él, y no me gusta.

- no mientas Amanda- ¿Qué era muy obvio para todos? Maldita sea, odiaba ser tan tonta.

-¿es muy obvio?-pregunte yo, rendida. Avergonzada y enojada.

-no para los humanos, pero para nosotros sí.

-¿Cómo lo supiste?

-tu olor, cuando estas cerca de él, tu olor cambia.

-…

-Amanda, sabes que tú me caes muy bien, y que tienes un poder inmenso, pero no puedes enamorarte de un humano – “ya es muy tarde para decir eso” pensé yo. Y me estaba cansando de esta situación. Todos me decían lo mismo: “Amanda no puedes enamorarte de él, es un humano” No me importaba lo que fuera, yo lo quería.

-¿Por qué lo dices?-dije yo

-por que fue hací como yo me convertir en el demonio que soy.

-no es cierto- el no era un demonio, y no sabía por qué hablaba de esa manera.

-tendrás que escuchar la historia. Pero créeme, no es bonita. Yo era un muchacho de 17 años. Pero no era un muchacho común. Era huérfano y tenía que cuidar a mi hermana menor. Vivíamos en la calle, en la miseria. Sobrevivíamos de lo comida que la gente tiraba. Pero nos conformábamos con eso, por que sabíamos que tenernos el uno al otro era suficiente. Siempre pasaba por ahí una mujer. Esa mujer era hermosa y joven, y nunca la había admitido pero ella me gustaba, cuando la veía me producía una sensación muy fuerte. Siempre la observaba, y ella a mí. De vez en cuando, me daba dinero. Para mí eso era mucha suerte.

Un día no encontré a mi hermanita, la busque por todas partes y nada, estaba muy preocupado por ella, pues era pequeña y no sabía lo que podía pasarle. La mujer hermosa me dijo donde encontrarla, ella me llevaría Yo confié en ella, pues para mi ella era como mi ángel de la guarda. En vez de llevarme con mi hermana, me llevo a un callejón, y empezó a mirarme, yo no tenía idea de lo que pasaba, se acerco a mí y sonrrrio, después me beso y yo se lo permití… Amanda no me mires hací. Yo era un humano tonto. Pero de pronto ella me mordió muy fuerte en el cuello y me obligo a probar su sangre. Aun no sabía lo que ocurría. Días después desperté solo. Y con mucha sed, no me importo, tenía que encontrar a mi hermanita. La busque por todas partes, hasta que la encontré en cerca de un rio. Estaba desmayada, y parecía tan frágil y pequeña y yo estaba débil. Bebí su sangre, era deliciosa dulce y caliente. Ella despertó, tal vez a causa del dolor, y me miro, cuando vi sus ojitos me arrepentí de haberla mordido e hice lo único que podía hacer, la obligue a que tomara mi sangre. Y la convertí. Los dos escapamos. Y después de días de vagar, encontramos a Nesa y Adam. Nos unimos y nos volvimos una familia. Pero Amanda, el tema aquí es que tú en realidad no sabes quién es él. – lo mire con desagrado. En definitiva Gabriel no era un no muerto raro y sangriento.

-Amanda-dijo Will, parecía nervioso.

-Tengo que salir- musito mientras se levantaba de la mesa. Qué extraño.

Pero decidí dejar las preocupaciones para otro momento, esta noche seria solamente para divertirse. Aunque tal vez la historia de Will, me dejo con nauseas.

En ese momento Meg avanzo hacia mí con aire despreocupado y divertido

-¿Qué haces ahí sentada?

-disfruto de la noche

-¡Amy levántate!- Me levante de la silla y después de unos minutos me volví a sentar.

-Vamos a bailar-musito ella, la mire con mala cara. Yo amaba bailar, pero Gabriel estaba ahí y no quería verlo.

-no –respondí.

-no te pregunte si querías bailar. Vamos a bailar, quieras o no.- dijo Meg mientras me levantaba de la silla y me llevaba a la pista de baile.

La música estaba a todo volumen y llenaba la pista de baile. Todos ahí se movían alegremente y reían. Todos menos yo. No me malinterpreten pues en realidad yo amo reír, seguir el ritmo de la música y disfrutar, pero la partida de Will me había dejado un mal presentimiento. Tal vez estaba exagerando. Tal vez Will estaba cansado y decidió marcharse.

-¡Amy baila, muévete! –grito Meg desesperada por mi actitud tonta e infantil. En su afán de hacerme bailar me empujo muy rápido y con mucha fuerza, hasta para mí. Unas manos detuvieron mi caída. Las manos eran fuertes, suaves y decididas. Voltee pensando ver a Will o André, pero en lugar de ellos me encontré con un humano:

Gabriel.

7 comentarios:

Gre ♥ dijo...

por favor comenten y haganme saber sus sugerencias!! :)

iingrid dijo...

hola!!!
chika me dejas
bn pikada, por favor sube
pronto si!!! T.T XD,
bueno te cuidas bye

εїз MãÐÿ εїз dijo...

holaaa!! sta super cute tu blog! ^^ y ni ke decir de la historia q hasta ahora lo q voy leyendo me gusta!!! q te parece si afiliamos?? ^^ me avisas!! besos stamos en contacto cdt!!

εїз MãÐÿ εїз dijo...

Opz!! mi link: www.esmady.blogspot.com

Gre ♥ dijo...

ahh jeje gracias :)

yayeliika! dijo...

hola nna!!
super el cap:D cmO siiemrpee!!

haha!!
tee qiierO mill nna!

graciiaas por tdO1

:d

cuiidtahee!

pzathee!!

tqqM!:D

Gre ♥ dijo...

:) grax =