BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

sábado, 10 de abril de 2010

Mi único deseo

Desperté inconsciente en el bosque. Tenía mucha sed y sentía un enorme dolor en el cuerpo.
Ahora podía ver con todo detalle lo que me rodeaba, las hojas de los arboles verdes y de textura suave, y los rayos del sol filtrándose sobre ellas, escuchaba el vaivén de las plantas y el agua corriendo de un rio cercano. Todo parecía diferente, hermoso y nuevo.
Me incorpore y apoye mis manos sobre la tierra mientras me levantaba, estaba muy confundida, me sentía sola, perdida en medio del bosque, hací empecé a dar vueltas en círculos por todo el lugar.
-¡hola!- grite yo, en mi intento de ver si alguien me podía escuchar. Sentí una pinchada en el cuello, automáticamente lo toque, había dos orificios en el. Entonces…todo había sido cierto, yo no estaba soñando, ni mucho menos delirado.
-¡hola!- repetí yo, frustrada. Escuche unas pisadas, a lo lejos. Y ante mis ojos apareció una chica muy linda. Tenía el cabello my rubio, casi blanco y la piel nívea. Sus ojos sobresalían y tenía una mirada felina. Pero sobre todo parecía frágil y pequeña.
-¿podrías callarte? La gente puede escuchar -musito ella, enojada
-¿Quién eres?- pregunte yo. No entendía nada de esta situación, no sabía cómo había llegado aquí, no sabía qué era lo que había ocurrido, me sentía tan frustrada y asustada.
- Me llamo Georgina ¿y tu quien eres?
-¿No la sabes? En primer lugar, no sé quien me trajo hasta aquí, un maniático me mordió el cuello y amanezco en este sitio, sin saber nada –Tal vez me pase un poquito, estaba tan enojada, que mientras hablaba descargue todo mi ira, pero ella no se inmuto.
-repite lo que dijiste- dijo Gina, que estaba sorprendida, y parecía estar a punto de explotar
-¿Qué cosa?
-¿acaso dijiste que alguien te había mordido el cuello?
-Si
-¿cómo era?
-Guapo, alto, rubio y delgado
-no puedo creerlo ¡lo volvió a hacer! Yo se lo advertí, ¡le dije que dejara de jugar hací con los humanos! , pero él nunca escucha, tenía que ser mi hermano, siempre tan desconsiderado…- estaba furiosa, eso era obvio, gritaba y miraba al cielo mientras hablaba y caminaba
-explícate- dije yo, pero en lugar de hacerme caso, tomo una bocanada de aire y grito:
-¡William! – Escuche otros pasos atrás, y en seguida, el joven que había mordido mi cuello apareció. Me miro sorprendido, y enarco las cejas.
-buen día, dormilona- dijo él, mientras las comisuras de sus labios, se estiraban hacia arriba y formaban una sonrisa coqueta, que atractivo era él.
-déjate de bromas ¿Qué le hiciste a la chica?- grito Georgina con furia, no me gusto como hablo, dijo “la chica” como si yo fuera un trozo de carne.
-tranquila, solo tome un bocadillo- William me guiño el ojo.
-cállate, la pudiste matar
-pude, pero no lo hice
-¿Y ahora que le diremos?- ¿Por qué demonios hablaban de mi como si yo no estuviera ahí? Eso me enojaba, yo contaba, yo era una mujer con sentimientos, y como tal, merecía respeto.
-la voy a convertir- dijo decidido William, ¿convertirme en qué? ¿De qué hablaba?
-no- respondió Georgina, no lo había notado, ambos eran muy parecidos, pero Georgina parecía menor, aunque por lo visto se sentía mayor.
-sí, ¿no te das cuenta de todo el poder que tiene? Esta realmente conectada con la tierra- respondió William
-haz lo que quieras- dijo Georgina y se marcho enojada, caminaba con una elegancia muy grande y a una velocidad impresionante
-disculpa, mi hermanita tiene un carácter muy complicado, siempre le digo que no haga corajes o le van a salir arrugas, pero no entiende.- se dirigió a mi William
-ya lo note ¿Quién eres tú? Y ¿por qué me mordiste?
-soy William como ya lo notaste, la historia es larga- se remango su camisa dejando al descubierto su muñeca, que rasgo con una navaja. El líquido rojo empezó a fluir incontenible. Olía delicioso, no era un olor que yo hubiera conocido antes, era dulce y fuerte al mismo tiempo, había algo en ella que me hacia querer acercarme y probarla.
-Bebe- dijo él mientras acercaba su muñeca hacia mí, no podía resistirme mucho tiempo, sentía le calidez que trasmitía la sangre, pero no podía tomarla, no era correcto.
-no- dije yo decidida a no hacerlo, pero por si las dudas avance hacia a tras, mi voluntad siempre había sido nula
-Tienes sed- eso no era una pregunta, era una afirmación, pero aun hací, conteste.
-mucha
-entonces bebe- no pude mas, no podía resistirme, tome su muñeca, y empecé a succionar toda la sangre, sabia mejor de lo que olía. Tan sombría, como un viejo vino, que se hacía mejor con los años. De pronto pare, y un dolor intensó lleno todo mi cuerpo. Caí a la tierra y empecé a gritar, sentía como me quemaba, ya no podía respirar y apenas y podía escuchar, pero aun me sentía conectada con la tierra, la sentía muy cerca de mí, como si ella y yo fuéramos una sola, eso hizo que el dolor fuera menos intenso.
-estas a punto a convertirte en una vampiresa, ahora tu parte humana está a punto de morir, si superas el cambio serás como yo. Todo ocurre hací, yo chupo tu sangre, y tú bebes de la mía, ahora estamos conectados. Nos vemos luego, bonita- dijo William y se marcho majestuosamente, dejándome a mí, tirada en el suelo con el dolor más intenso que eh sentido. Genial, afuera mi mama debería estar preocupada y yo lo único que quería era estar otra vez en mi cama.

El dolor seguía siendo intenso, era como ahogarse en una piscina con hielo. Y después ser picada por abejas. No, eso definitivamente era menos doloroso. Por que yo ahora sentía cada punzada de dolor, sentía como ocurría el cambio, como mis células se empezaban a recomponer, sentía cada centímetro de mil piel comprimirse y cambiar de textura.
Pero durante todo este tiempo, yo no estaba sola. Algunos vampiros jóvenes me observaban y me alentaban con forme el tiempo pasaba. Reconocí las caras de William y de Georgina. Pero ¿quiénes eran los demás? Tenía tantas dudas en cabeza, tanta sed y tantas ganas de que el dolor acabara pronto.
Y termino. Lo mejor fue saber que el dolor había valido la pena, o al menos me sentía mejor, más fuerte, y más segura, como si fuera otra persona. Me levante del suelo y los mire a todos.
-se siente bien ¿verdad Amanda? – pronuncio William
-se siente bien Will, muy bien- conteste, y explote en una carcajada. Todos me miraron sorprendidos. ¿Había hecho algo malo?
-Amanda, esta es nuestra familia- dijo Georgina mientras señalaba a todos
-Gina… creo que sería bueno que mencionaras sus nombres- respondí a Georgina con sarcasmo, pues en realidad eso no era una carta de presentación
-ahh si lo siento… Ella es Franccesca- dijo Georgina mientras señalaba a una joven pelirroja, tenía unos ojos hermosos, y todas su facciones eran finas y delicadas, parecía una princesa bella, era delgada, y bajita. Pero Franccesca, no me saludo, ni siquiera me miro. Me hubiera dolido, pero no fue así, por que ahora, me sentía completa, llena de vitalidad, y sobre todo poderosa y superior (y claro que modesta)
-Ella es Megan- mascullo Georgina. Megan también era preciosa, tenía un cabello fabuloso y una sonrisa resplandeciente, era alta, delgada y sus ojos trasmitían alegría y amor. ¿Por qué todos eran tan perfectos? Me pregunte…. Megan me sonrió y me saludo con la mano. Ella me agradaba.
Pero no todos eran mujeres, también se encontraban dos jóvenes (dos sin contar a William)
-¿y ellos?- pregunte mientras los miraba, las mujeres eran bonitas… pero los hombres eran mucho más que atractivos. Su mirada demostraba una emoción muy fuerte, esa sensación que te hace sentir mariposas en el estomago.
-El es André- dijo Georgina, mientras miraba a un joven alto y delgado, tenía el cabello de un color miel que impactaba, unos ojos grandes con pestañas oscuras y unas facciones rectas. El tampoco me miro, ya que estaba muy ocupado mirando a Megan, pero aunque no me miro, me sentí cómoda junto a él.
-Y el es Adam- dijo Georgina. Adam era atractivo, tenía los ojos de un azul profundo y el cabello obscuro y rizado. Enarco las cajas, cuando nuestras miradas se encontraron y sonrió de una manera peligrosa. El daba miedo
-vaya… sí que es una familia grande- musite yo confundida, eran tantos…. Y todos parecían tan agradables. En ese momento tos empezaron a reírse. ¿De qué se reían?
-¿Qué dije? – masculle yo
-vamos Amanda, te llevare a tu nuevo hogar- dijo Megan mientras me conducía a otro lugar
-pero…tengo sed- Cuando pronuncie esas palabras todos voltearon a mirarme con unas expresiones asustadas
-Megan, Franccesca y yo te llevaremos a almorzar- Dijo Georgina, ellas asintieron con la cabeza y me condujeron a otra parte del bosque. La seguí y me sorprendí al darme cuenta lo plena que me sentía, podía correr muy rápido. Sentía como mis pies volaban, y la adrenalina recorría mi cuerpo.
-¿que cenararemos chicas?- pregunte yo
-ciervos, es lo único que se encuentra por aquí- contesto Franccesca. Asentí con la cabeza y Megan señalo a un ciervo que pasaba. Aun no me acostumbraba a este cambio repentino, de humana a vampiresa en tan poco tiempo. Es decir, cuando era humana, chupar la sangre de un animal, me hubiera parecido repugnante. Ahora sonó delicioso
-Ataca- me dijo Gina, la boca se me hacia agua, podía escuchar el latido del corazón del ciervo., Mis músculos se prepararon para saltar y hací probar otra vez ese liquido color escarlata.


(disculpen por este capítulo enorme… me emocione xD)

7 comentarios:

Gre ♥ dijo...

comenten si?? y si tiene alguna sugerencia diganme! quiero mejorar :D

yayeliika! dijo...

:D suupeer tu caap!!


hehe!!


:D


perdon por no comentar tan seguido pero apesar de q tdo el tiempo ando en la compu, no siempree abro lo mismo jeje :D



bno publicaree el marte hehe!!,, o antees de cualqiier fOrmaa iia tengo el cap escrito jijI! :D




pzathee!


cuiidathee!


biiep!!



agregaa!


yaye_lulu@hotmail.com



:D

areeLi ♥ dijo...

Ese fue
un buen cap.

No fue tan
largo, cuando
es bueno
no importa.

Gre ♥ dijo...

:D gracias!

Divey dijo...

Me gusta =), espero el siguiente.

Gre ♥ dijo...

jaja ok grax :D

Mientras Lees dijo...

Un capítulo muy bueno!!

Un beso guapa!

-Da-