BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

viernes, 16 de abril de 2010

Cacaería

Mis músculos se prepararon para saltar y hací probar otra vez ese liquido color escarlata.

Di un salto demasiado rápido incluso para mí, y con una fuerza innegable, alcance al ciervo, que se veía tan asustado, su olor me lo decía, pero no me importo. Me abalance sobre él, y me sorprendió ver, como mis colmillos, aparecían. Y pude localizar la vena en donde el líquido fluía en mayor cantidad y lo di una mordida.

La sangre de Will, sabia diferente que a la del ciervo. La del animal, sabía a hierba, no me gusto. Pero me conforme. Estaba tan concentrada en comer, que no había visto como cazaban mis nuevas hermanas (que palabra tan linda)

Megan era compasiva… cuando veía al ciervo del que se iba a alimentar, le ofrecía una disculpa, y en realidad, no mataba a los animales solo tomaba un poco de sangre y los dejaba huir. . .Georgina, era persistente, se concentraba en cada paso que daba su presa y la cazaba con elegancia. Y Franccesca… bueno ella era elegante, ni siquiera su ropa estaba manchada de sangre.

Pero yo quería algo más, algo que tuviera sabor. Y para mi mala suerte no lo encontré. A al menos no me dejaron buscarlo.

-¡niñas! Es hora de irnos, hemos tomado lo suficiente- musito Gina, cansada. Todas asintieron al mismo tiempo. Y empezamos a caminar. Megan y Gina hablaban sobre donde estudiaríamos este año. Yo no tenía con quien hablar. Mire hacia mi izquierda, y vi a Franccesca.

-¿Dolió?-pregunte

-¿Disculpa?- dijo Franccesca, con curiosidad en los ojos, aun no podía creer que ella fuera tan bonita, por que seamos honestos, las pelirrojas siempre están llenas de pecas poco encantadoras, y tienen un color de piel muy raro, pero Franccesca, era la excepción, su cabello era hermoso y sedoso y su piel no tenía ni una sola peca.

-cuando te trasformaron ¿te dolió?

-creo que el dolor esta subestimado… cuando me convirtieron me decía a mí misma, que el dolor estaba en mi cabeza… eso hizo que no me causara tanto pesar.

-Te entiendo

-¿a si?- en sus ojos brillo algo, tal vez un poco de envidia.

-sí, cuando me convirtieron me sentía tan conectada con todo, que lo hizo la trasformación más fácil.

-sí, pero ahora viene lo peor

-¿A qué te refieres?

-la trasformación es dolorosa, pero la peor parte es adaptarte a esta nueva vida. Tu familia empezara a buscarte, tus amigos también. Tendrás que cambiar de ciudad e incluso de nombre-De acuerdo, eso era cierto, y dolía. Dolía no poder despedirme de mi mama. No ver nunca a mis viejos amigos sonreír. O no poder tener otra vez una mascota. Pero sin embargo no quería mostrar debilidad hací que fingí estar bien.

- ¿Cómo te llamabas tu?

-larga historia nena, ya hemos llegado- Franccesca señalo una cabaña enorme, que nunca había visto. Todas entramos rápido a la cabaña, por dentro parecía tan…moderna. Había un televisor con pantalla plana. Camas grandes y cómodas. Un estante con muchos discos, y películas. Y lo mejor aun… un cuarto entero lleno de libros. También tenían un baño con un jacuzzi y un candelabro elegante y grande.

Después de la tremenda sorpresa que me lleve, aparecieron los chicos.

-¿Por qué tardaron tanto? ¿Acaso se les rompió una uña?- pregunto Will, mientras André trataba de disimular una risa, tosiendo.

-Muy gracioso, pero no… estábamos buscando tu cerebro- dijo Gina. En seguida note que ellos dos, no podían estar 5 minutos sin pelear, definitivamente eran hermanos de sangre. De pronto sentí como alguien me tocaba el hombro y me movía de lugar, para después dirigirse a donde estaba Megan. El culpable era André.

-Te extrañe mucho princesa- dijo él mientras abrazaba a Meg. El momento fue tan personal que todos volteamos hacia otra dirección.

-oigan chicos… deberíamos llevar a Amanda a su habitación ¿no creen?-dijo Meg mientras se zafaba de los brazos de André. Y me tomaba de la mano, un gesto que me asusto un poco, debo admitir…

-¿A dónde vamos?- pregunte yo, mientras subíamos unas escaleras, que olían a cedro y chirreaban

- A tu nueva habitación

-¿puedo preguntarte algo?- dije yo, con curiosidad.

-sí, pero no prometo contestarte

-¿Por qué apartaste a André?

-bueno… yo lo quiero, pero no de esa forma, no me imagino con él en algo más serio que una amistad

-¿Y por qué no se lo dices?

- no quiero herirlo…es mi amigo- parecía infeliz diciendo eso. Megan era una persona muy dulce. Pero no la entendí, yo siempre había preferido, ir al grano, siempre directo al punto.

-¿no te parece que lo hieres más al dejar que tengo esa clase de gestos contigo?- Su rostro se torno atormentado, y me pregunte a mí misma, si ella empezaría o llorar, aunque sé que los vampiros no pueden hacerlo.

-si lo sé… y eh tratado de alejarlo pero cuando lo veo a los ojos y observo como me mira, es difícil decirle que no lo amo.

Nunca imagine que los vampiros estuvieran en esas típicas situaciones adolecentes. Más bien me los imaginaba en ataúdes bebiendo sangre, y matando niños y monjas.

Paramos en frente de una puerta grande de madera. Megan giro la chapa y me mostro la habitación.

Era grande, las paredes y el suelo eran de madera. Había una litera en el centro. En un costado, se encontraba un sillón repleto de almohadas. También estaba un cuadro enorme que exhibía una pintura hermosa, que nunca había visto.

-¿Quién hizo esa pintura?- Meg, se encogió de hombros

-la madre de Adam era pintora

-interesante-dije mientras enarcaba una ceja.

Abrí el armario del fondo de la habitación, y descubrí, mucha ropa elegante, juvenil y sobre todo: bonita.

-¡Amy! ¡Meg! Vengan aquí-grito Adam, en el piso de abajo.

-genial, ya tienes un apodo – dijo Megan. Mientras yo reía. Eso me hacia bien, por fin me sentía parte de la familia.

Bajamos las escaleras y nos encontramos con nuestra familia (suena bien ¿no?) Sentados en los sillones de la sala.

Will, me señalo un lugar junto a él. Me dirigí ahí y me senté sobre el sillón de cuero.

-¿Qué pasa?- pregunte

-queremos conversar sobre donde vamos a estudiar este año- respondió Will

- bueno… Meg y yo hablamos sobre eso. Yo personalmente encontré un lugar hermoso, donde casi no hay sol, es pequeño y muy lindo

-entonces ¿podemos salir al sol?- pregunte yo. Nunca lo había imaginado, por qué bueno, yo solo había salido de noche. (¿Acaso no lo mencione?)

-claro que si… se supone que según las leyendas, no podemos salir al sol por que somos demonios disfrazados de humanos, pero en realidad, solo hemos… evolucionado – respondió Adam

-volviendo al tema, ¿Dónde estudiaremos?- dijo Franccesca que al parecer, no me quería en este lugar

-el colegio del que les hablo se llama: Colegio Von Vorne – musito Gina. Will puso mala cara

-hermanita no quiero ofenderte pero…suena estúpido- Gina se limito a fulminarlo con la mirada. Yo aun no podía entender como ella, que parecía tan pequeña y frágil…como un gatita se pusiera tan furiosa, y pareciera una leona.

-A mi parecer ese nombre suena pintoresco- mascullo André, el siempre trataba de defender a las personas (o más bien vampiros)

- bien entonces ¿estudiaremos en ese colegio?- Dijo Megan

-me opongo completamente- mascullo Will

-¿votamos?- dije yo. Todos explotaron en una risa, que me puso furiosa ¿Por qué no me tomaban en serio?

-no hay tiempo, estudiaremos ahí- dijo André

-chicos… ¿Cómo fingiremos tener padres? – musite yo, furiosa.

-créeme… no es necesario- Respondió Adam, mientras sonreía. Y se me helaba la sangre.

3 comentarios:

yayeliika! dijo...

hOla


supper el cap!!


jeje!!


:D


esperO qee andez de lo maas geniial!!


wii!!





cuiidathee!!


graCiiasS!


pOr!

pzaAr!


:D

yayeliika! dijo...

:D meE gUstaA! VilLahErmOsaA!!:D



EsqeeE anTezZ iiO vIviA ahii!!


jojO!!

:D


cUiidAteE!


:)

iingrid dijo...

hola!!!!
me encanto el cap.
wwiii ke bueno ke
subiste XD, bueno
te cuidas bye